¿Durante cuánto tiempo contaminará mi basura?

¿Vuestros compañeros de trekking son respetuosos con el medio ambiente? Durante la marcha, poneos a la cola del grupo y lo averiguaréis... Si apreciáis fallos en cuanto a recoger los pañuelos de papel usados, los chicles, los envoltorios de las chocolatinas, las cáscaras de naranja, las latas de las bebidas, y todo, en definitiva, cuanto deja un hermoso rastro de contaminación (no sólo visual...), será que ha llegado el momento de proceder a una buena labor de persuasión y sensibilización. El medio ambiente en el que nos movemos  -igual da que se trate de una ciudad que de las montañas de Nepal- no es una cloaca a cielo abierto. No hay barrenderos en el campo que vengan a limpiar la porquería que generamos y que dejamos tirada en medio de un prado. Hasta el corazón de esa  manzana que nos acabamos de comer permanece varios meses en el bosque, a la vista de cualquiera que pase por allí después de haber estado nosotros.

Un sencillo y noble gesto para enseñar a los más jóvenes, y que conviene recordar a los adultos, consiste en llevarse los desechos producidos al punto más cercano de recogida organizada (mejor si es selectiva).

Cuando tengáis en la mano algo que no sepáis donde tirar, pensad que el tiempo que las bacterias (y otros agentes naturales) tardan en descomponer un objeto puede medirse por siglos. Veamos, pues, cuánto durará la presencia contaminante de los siguientes objetos que dejamos tirados por el bosque:

- el corazón de una manzana (5 a 6 meses)
- una cáscara de plátano (8 a 10 meses)
- la corteza de una naranja (2 a 4 años)
- un pañuelo de papel (2 a 3 meses)
- el envoltorio de una chocolatina (4 a 5 años)
- un chicle (5 años)
- una cajetilla de tabaco (10 a 20 años)
- una lata de conservas (50 años)
- un recipiente de poliestireno (50 años)
- una lata de aluminio (20 a 200 años)
- una tarjeta de teléfono (10 siglos)
- una bolsa de plástico (500 años)
- una botella de plástico (5 a 10 siglos)
- una botella de vidrio (40 siglos)

Una pila agotada puede ser un foco muy serio de contaminación. La cantidad de mercurio que contiene (en torno a un gramo) es suficiente para contaminar... ¡mil litros de agua!

Bietolini, A. (2009). ¿Durante cuánto tiempo contaminará mi basura?, en Bietolini, A. Trekking Senderismo y... algo más (25-26), Madrid: Susaeta Ediciones, S.A.